Efemérides Venezolanas
Efemérides Venezolanas
Sábado, 29 de Abril de 2017
Página de Espiritualidad
[P u b l i c i d a d]
Documentos 24 entradas
Biografías 7 entradas
Noticias  
Contacto  
Buscador  
1816 9 entradas
1562 1 entradas
1812 5 entradas
1889 2 entradas
1950 1 entradas
2005 3 entradas
[Ver todas las entradas]

Leonardo De Vinci: La Anatomía

   

La parte más significativa de su obra durante este segundo período milanés fueron los estudios de anatomía. En 1510 y 1511, Marcantonio della Torre, el más gran anatomista de la época, se encontraba en Milán. Diga Vasari lo que diga, es probable que el joven científico -que no tenía todavía treinta años- haya tenido influencia sobre las investigaciones de Leonardo, cuya afición a la ciencia se iba acentuando. Dejando de lado la morfología, se apasionaba por lo que aún no había sido bien explorado, las estructuras profundas, musculares, óseas o viscerales, y trataba de comprender los mecanismos funcionales cuyas disecciones constituían el sustento, y sus dibujos, el análisis. Tal vez en esa época realizó las láminas del manuscrito anatómico A, dedicadas sobre todo a la miología y la osteología. Todo un libro que data de 1512 trata de embriología, y en él se encuentra la que quizás sea una de las primeras representaciones del feto humano. En 1513 dedicó mucho tiempo al estudio del sistema cardiovascular, para el cual utilizó corazones de bueyes. El material anatómico era raro, y a pesar de sus grandes progresos en esta dirección no pasó de la etapa de la síntesis hombre-animal, error derivado de la aceptación de los antiguos datos de Galeno del que no escapará ni siquiera Vesalio. Es posible que Leonardo tratara en este período de reunir sus investigaciones en un tratado, pero no llegó a sistematizar su pensamiento. La mayor originalidad de su obra anatómica reside en las síntesis gráficas. Para él, "la experiencia es realmente la observación acompañada de una narración gráfica. Para Leonardo, quien no dibuja, no observa. El concepto es esquema. Todas sus formulaciones teóricas van acompañadas de dibujos, y un buen número de los "descubrimientos" de Leonardo en el campo de las ciencias naturales no fueron elaborados por escrito, sino hechos a través de la expresión gráfica que superaba de golpe las nomenclaturas escolásticas, cuya naturaleza misma requería observación. Y como hemos señalado, páginas enteras de manuscritos presentan una mezcla de anotaciones, diseños y esbozos" (A. C.).

Pero es necesario ir más allá: la sintaxis gráfica de Leonardo y su habilidad de dibujante compensan las deficiencias de su vocabulario verbal. Leonardo conocía muy poco el latín, y el lenguaje científico común era entonces casi inexistente. El dibujo es su lenguaje, su mejor medio de expresión. Él lo proclama en forma concreta y muestra que el discurso gráfico permite lograr una síntesis que el lenguaje se halla imposibilitado de expresar.

Las cualidades artísticas de Leonardo le permitían ilustrar fácilmente todo lo que descubría su ojo disciplinado. Su talento es el instrumento exacto de sus investigaciones. Además, es él el iniciador de la ilustración científica moderna, vehículo pedagógico y medio de investigación. El estudio de la naturaleza es inherente a su arte: de ahí en adelante, el genio artístico marcha, a la par, con la interrogación de la naturaleza física, por parte del científico. Iniciada por la mediación de las formas, la curiosidad de Leonardo se vuelve luego a sus causas. Su ojo inquisidor busca la función más allá de la estructura, y este procedimiento basado exclusivamente en la observación visual sólo puede ser transmitido por los mismos órganos y demostrado por medio del dibujo que encierra toda su metodología.

Carlos de Amboise, amigo y protector de Leonardo, murió el 10 de marzo de 1511. En junio de 1512 los venecianos, aliados a los españoles y a los mercenarios del Papa, se apoderaron del gobierno de la ciudad. La vida artística, que había ido languideciendo en Milán, decayó del todo. Poetas, artistas y hombres de ciencia que habían esperado encontrar, en la ocupación francesa, un reflejo del mecenazgo de los Sforza, volvieron entonces su mirada a Roma, a donde Leonardo no tardará en seguirlos. Empero permaneció todavía un año en el Milanesado, en Vaprio d'Adda, en la villa de su nuevo amigo y discípulo, Francesco Melzi.

[La Segunda Estadía en Milán] [Listado] [Roma y Francia]


[Compartir en Facebook]

[Enlace Permanente]

© ® 2000-2017 EfeméridesVenezolanas.com
Enero || Febrero || Marzo || Abril || Mayo || Junio || Julio || Agosto || Septiembre || Octubre || Noviembre || Diciembre
Inicio || Documentos || Biografias || Noticias || Buscador || Contacto