Efemérides Venezolanas
Efemérides Venezolanas
Viernes, 23 de Junio de 2017
Wolfgang Wagner Webmaster
[P u b l i c i d a d]
Documentos 24 entradas
Biografías 7 entradas
Noticias  
Contacto  
Buscador  
1875 2 entradas
1812 5 entradas
1531 1 entradas
2000 10 entradas
1949 3 entradas
1786 7 entradas
[Ver todas las entradas]

CarloMagno: La conquista de Sajonia

   

Todo aquello que en Italia lo traba, lo favorecerá en Germanía, donde las tribus están repartidas en tres grupos.

 

Las dos primeras constituyen una zona ya influída por el cristianismo y la hegemonía franca: Alemania y Turingia de un lado, Baviera del otro. La tercera es una zona pagana y bárbara: Sajonia. Guerra contra los sajones y los bávaros, contra los ávaros, y guerra también contra los árabes y los aquitanios y hasta en Bretaña. No podemos aquí examinar estos acontecimientos en detalle ni ordenarlos en metódicas partes. Pero durante cuarenta años, Carlomagno, casi todos los años, con la tibieza del tiempo, se pone al frente de sus tropas para conducirlas más allá del Rin, de los Alpes o de los Pirineos.

Durante más de treinta años se obstina en lanzar, casi todas las primaveras, nuevas tropas contra Sajonia, "reserva de barbarie", pagana y refractaria a toda penetración, de la cual se puede siempre temer un ataque contra la Francia Oriental: Carlos prefiere tomar la iniciativa del ataque y tentar la conquista. Duros serán los métodos utilizados. Después de Clotario en el siglo VI, las expediciones punitivas o preventivas lanzadas por los reyes merovingios y luego por Carlos Martel y Pepino el Breve, se alternaban con las incursiones con que respondían los sajones. Era necesario dar fin a esto y lograr -utilizando todos los medios- la conversión al cristianismo de esos paganos obstinados. De este modo quedaría integrado ese indómito pueblo a la Cristiandad y a los cuadros administrativos de la monarquía franca. Las primeras intervenciones de Carlomagno son de tipo tradicional, simples demostraciones militares que no tienen otro objetivo que hacer respetar el poder franco y tomar, a su vez, represalias. Pero después que el rey franco ha partido a otra campaña en Italia -en el año 772 y en el 776- los sajones se arrojan sobre el oriente, al que saquean; Carlos -de regreso- gira y los ataca victoriosamente; finalmente una parte de los sajones se somete y recibe el bautismo. Pero pronto todo recomienza. En la campaña del 785 triunfa sobre las últimas resistencias; uno de los jefes más indómitos, Vitiquindo, capitula, presta juramento de fidelidad y recibe con mucha solemnidad el bautismo, junto con algunos otros jefes sajones.

 

Pero el rey franco no se contenta con esta conversión espectacular, y llevado por la experiencia impone una serie de medidas drásticas. Promulga una terrible capitular** para imponer en Sajonia la civilización franca y la religión cristiana, bajo pena de muerte. Citamos algunos artículos:

"si alguno entra con violencia en una iglesia y sustrae algún objeto a viva fuerza, o sea comete hurto, o produce incendio, que sea castigado con la muerte".

 

"si alguno no respeta el santo ayuno de cuaresma por desprecio hacia la religión cristiana, o come carne, que se castigado con la muerte".

"si alguno, ha matado a su obispo o a un diácono, que sea igualmente castigado con la muerte".

 

"si alguno hace cremar el cuerpo de un difunto y reduce los huesos a cenizas según el rito pagano, que sea castigado con la muerte".

"si en el futuro alguien perteneciente a la nación sajona queda sin el bautismo, se esconde o lo rechaza, queriendo permanecer pagano, que sea castigado con la muerte".

 

"si alguno conspira con los paganos en contra de los cristianos y persiste en ser su enemigo, que sea castigado con la muerte".

"aquel que sea reconocido culpable de infidelidad hacia el rey, será castigado con la misma pena".

 

Obediencia pasiva al rey franco, interdicción a toda asamblea, a toda reunión, con excepción de aquellas que los condes francos convoquen; bautismo y práctica del culto cristiano, impuestos bajo pena de muerte; nunca se había visto, hasta entonces, un método tan brutal para obligar a un país -antes libre- a soportar la ley del vencedor. Este régimen de terror se mantendrá algún tiempo hasta el estallido de una revuelta, con masacres, incendios, apostasías: la Sajonia entera se rebela. De nuevo es necesario imponerse con la fuerza de las armas, tomar rehenes. Después de cuatro años de guerra, la mayor parte de la Sajonia puede -una vez más- considerarse sometida. Esta vez Carlomagno renuncia a los castigos brutales y negocia con los jefes. Sajonia es entregada a la administración franca y unida a los otros territorios del mismo reino; multas y acuerdos sustituyen la amenaza constante de la pena de muerte; pero, serán necesarios aún seis años de lucha para someter a los sajones del norte, que han vuelto a los eternos cambios de fingidas sumisiones y levantamientos y matanzas, a pesar de los rehenes.

Carlomagno se resuelve entonces a medidas más radicales: arranca a la población rebelde del suelo natal y la trasplanta, en pequeños grupos, al interior del reino franco; la reemplaza por francos o por poblaciones de reconocida fidelidad, entre ellas un cierto número de monjes y clérigos que asegurarán, al mismo tiempo, la dominación franca y el triunfo de la religión cristiana. Estas medidas son sistemáticamente extendidas a la totalidad del país. Carlomagno vigila personalmente la ejecución de sus órdenes: tropas francas recorren las regiones indómitas, arrastran consiga a sus habitantes, entre ellos, viejos, mujeres, niños. Los conducen como rebaño hacia las tierras lejanas que les han asignado y donde los rebeldes se encontrarán diseminados entre la población franca. Los francos del sur del Elba y de la otra orilla del río y los eslavos, llegan de inmediato a tomar posesión de las tierras vacantes.

 

Los contemporáneos se deshacen en elogios por el clamoroso triunfo obtenido en estas regiones gracias a la tenacidad del rey franco. Eginardo exclama serenamente "que unidos a los francos, los sajones formaban ahora con ellos un solo pueblo". Es necesario reconocer que la conquista y la conversión al cristianismo de Sajonia, constituyen el suceso durable, fundamental, del reino de Carlomagno. Ha permitido la constitución, en el siglo X, de una nación: la Germanía. Sin la Sajonia, la yuxtaposición de pueblos germánicos, francos del este, alemanes, bávaros, turingios, frisones, no hubiera llegado a constituir un solo cuerpo. Inútil es decir que Carlomagno no previó, ni se propuso semejante resultado.

** Se denomina con este término los edictos reales promulgados por Carlomagno. Tratan aspectos muy variados de la administración del Imperio.

[Lombardía, El Papado...] [Listado] [La Guerra en las Fronteras]


[Compartir en Facebook]

[Enlace Permanente]

© ® 2000-2017 EfeméridesVenezolanas.com
Enero || Febrero || Marzo || Abril || Mayo || Junio || Julio || Agosto || Septiembre || Octubre || Noviembre || Diciembre
Inicio || Documentos || Biografias || Noticias || Buscador || Contacto