Efemérides Venezolanas
Efemérides Venezolanas
Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Página de Espiritualidad
[P u b l i c i d a d]
Documentos 24 entradas
Biografías 7 entradas
Noticias  
Contacto  
Buscador  
1853 1 entradas
1777 4 entradas
2012 7 entradas
2005 3 entradas
1949 3 entradas
1889 2 entradas
[Ver todas las entradas]

Nace la OPEP

   

(Miércoles, 14 de Septiembre de 1960)

Nace la OPEP

El 14 de septiembre de 1960, con el nombre de «Organization of the Petroleum Exporting Countries-OPEC» se establece en Bagdad, capital de la República de Irak, en el Medio Oriente, la Organización de Países Exportadores de Petróleo OPEP.

Venezuela estuvo representada en esa reunión por una delegación que presidía el Ministro de Minas, Dr. Juan Pablo Pérez Alfonso.

Al igual que otros exportadores de materia prima en el mundo, las naciones petroleras son económicamente atrasadas, y están sometidas a una interacción comercial desigual, entre lo que exportan desde los más importantes centros económicos del poder.

Si bien han recibido mayores ingresos relativos por concepto de su petróleo que otras naciones pobres, esto ha sido a costa del agotamiento de un recurso natural no renovable, que no ha podido "sembrarse". Porque siempre han aparecido gobiernos ajustables a los intereses de las compañías, que despilfarran en gastos inútiles el dinero del petróleo. Es posible que estos gastos, no reproductivos, y la concentración de riqueza en pocas manos, sea culpa de los gobiernos que llevaron a cabo este despilfarro, han aparecido con el apoyo de las compañías y de las actividades clandestinas de los servicios de inteligencia de las superpotencias que alcanzaron el superdesarrollo explotando la circunstancial debilidad. Es obvio, que a las compañías y a los países privilegiados que se benefician con los precios baratos del petróleo, no les conviene el progreso social y el desarrollo económico de las naciones donde operan las compañías multinacionales que repatriara los beneficios que obtienen del mercado petrolero. La razón es simple: ellos saben que una nación que logra un cauce estable de desarrollo, lo primero que hace es lograr el control de sus materias básicas de exportación.

La O.P.E.P., surge de una necesidad común comprobable y satisface una necesidad práctica.

El petróleo no es un material comerciable como cualquier otro. Primero porque no se produce a voluntad del hombre, como las demás materias primas de la agricultura o de la industria. Segundo, porque la humanidad necesita de él cada vez en mayor medida para garantizarse su adelanto tecnológico. Hay realidad, pero no dogma en esto.

En las transacciones con el petróleo, deben tomarse en cuenta estos dos hechos. Ahora bien, los cuidados que se pongan para conservar lo mejor posible este invalorable mineral, deben ser lógicamente mayores, mientras menores sean las reservas de que dispone cada país. La idea conservacionista no llega más que impedir el despilfarro y la guerra de precio. Queremos racionalizar la producción y obtener ingresos justos y convenientes. ¿Cómo se llega a estas metas?. Fundando la O.P.E.P.

Primero se creyó que era difícil unificar diversos intereses y lenguas, diversas comunidades políticas y religiosas en este justo propósito. Después se especuló sobre la dificultad de ejecutar los acuerdos tomados en principio. El trabajo avanza, mientras las dudas de las partes interesadas se hacen más débiles.

Cierto que había dificultades, diferencias de intereses, pero esto va convirtiéndose en hechos viejos. Lo nuevo es la O.P.E.P. y la necesidad de sostenerla. Hemos avanzado más rápido de lo que se podía creer al comienzo. ¿Por qué?, porque los países que en 1.960 produjeron más petróleo y recibieron proporcionalmente menos dinero tienen necesidad de que esto no siga ocurriendo.

La O.P.E.P., no es dogma, sino necesidad común. Está abierta a todas las discusiones. También está expuesta a todas las especulaciones y presunciones. Aún a las más negativas y a las que más se alejan de la realidad.

CONSULTAS PREVIAS A LA FORMACION DE LA O.P.E.P.

 

"Pacto de Caballeros".
Con la ocasión del Primer Congreso Petrolero Arabe, celebrado en el Cairo, en abril de 1.959, realizaron consultas informales, el señor Juan Pablo Pérez Alfonzo, representante de Venezuela, con los señores representantes de Irán, República Arabe Unido, Arabia Saudita, Kuwait, Liga Arabe.

En vista de la potente utilidad de las consultas informales que se realizaron en esta oportunidad, las personas mencionadas, se comprometieron a llevar a sus respectivos gobiernos, la idea de constituir tan pronto como fuera posible una Comisión Petrolera de Consulta en el seno de la cual se podían discutir problemas comunes para llegar a conclusiones concurrentes. Se estimó que la comisión consultiva debía reunirse por lo menos una vez al año, además de las reuniones que, por solicitud de uno o más de los gobiernos en cuestión, se creyesen convenientes celebrar debido a las circunstancias especiales que la motivaron.

Los problemas que fueron discutidos y sobre los cuales se llegó a un acuerdo general fueron los siguientes:

1) Mejoramiento de la participación de los países productores de petróleo sobre una base razonable equitativa.

El consenso de opinión fue el de que los gobiernos en cuestión debieran orientarse hacia la fórmula 60 - 40 para ponerse en paridad y con la tendencia de los nuevos contratos en otros países. Se sugirió que los impuestos, preferentemente el de la renta, debían ser tratado como elementos separados de las participaciones, aún cuando la fórmula final de participación habría de considerar la suma total de los varios elementos que la forman.

La opinión general fue la de que debía tratarse de mantener la estructura de los precios, ya que los precios tienen que influir en el nivel de participación de los países productores en los beneficios petroleros, por consiguientes, también se recomendó que, cualquier cambio de precio debía ser discutido con antelación y ser aprobado por todas las partes interesadas.

2) Conveniencia de llegar a la integración de la industria petrolera. Se sugirió que esta integración podría asegurar mercados estables a los partes productores, evitándose la transferencia de ganancias de una fase de las operaciones a otra, afectándose las entradas petroleras del gobierno.

3) Conveniencia, de aumentar la capacidad de refinación de los países productores de establecer una industria petrolera para incrementar al máximo los beneficios que se deriven de los recursos petroleros y asegurar al máximo la utilización o preservación del gas natural.

4) Establecimiento de Compañías Nacionales de Petróleo que funcionaran al lado de las Compañías Privadas Existentes.

5) Necesidad de establecer en cada país, organismos para coordinar desde el punto de vista nacional, la conservación, producción y explotación del petróleo.

EL CONVENIO DE BAGDAD.

Primera Conferencia de la O.P.E.P.

Ley aprobatoria del "Convenio suscrito en Bagdad, el 14 de septiembre de 1960, entre los representantes de la República de Irak, del Reino de Irán, del Principado de Kuwait, del Reino de Saudí Arabia y de la República de Venezuela, en el cual se adoptaron previsiones para unificar la política petrolera de los países miembros y con tal fin se decidió formar un organismo permanente llamado Organización de los Países Exportadores de Petróleo (0.P.E.P.), y cuyo texto, publicado en la Gaceta Oficial Nº. 26.372, de fecha 19 de Octubre de 1.960, dice así: "Por invitación de la República de Irak, la Conferencia de los Países Exportadores de Petróleo, compuesto de los representantes de las Repúblicas de Irak, Irán, Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela, que en adelante se llamarán Miembros, se reunió en Bagdad del 10 al 14 de septiembre de 1.960, y habiendo considerado:

Que los Miembros tienen en marcha muchos programas necesarios de Desarrollo, financiados principalmente por las entradas provenientes de sus exportaciones petroleras;
Que los Miembros tienen que contar en alto grado con las entradas petroleras para equilibrar el presupuesto anual nacional;
Que el petróleo es una riqueza perecedera y en la medida en que se va agotando debe ser reemplazado por otras riquezas;
Que todas las naciones del mundo, para mantener y mejorar sus niveles de vida, tienen que contar casi por completo con el petróleo como fuente primaria, de generación de energía,
Que cualquier fluctuación en el precio del petróleo afecta necesariamente la marcha de los Programas de los Miembros, y resulta una dislocación perjudicial, no solamente para sus propias economías, sino también para las de todas las naciones consumidoras.

Ha decidido adoptar las siguientes Resoluciones:

RESOLUCION Nº 1.

 

1.- Que los Miembros no podrán por más tiempo permanecer indiferentes ante la actitud adoptada hasta ahora por las compañías petroleras al efectuar modificaciones de precios;
2.- Que los Miembros exigirán que las compañías petroleras mantengan sus precios estables y libres de toda fluctuación innecesaria; que los Miembros tratarán de restablecer los precios actuales, por todos los medios a su alcance, a los niveles prevalecientes antes de las reducciones, que se asegurarán de que si surge alguna nueva circunstancia que según las compañías petroleras necesitasen modificaciones de precios, dichas compañías deben entrar en consultas con el Miembro o Miembros afectados para explicar cabalmente las circunstancias;
3.- Que los Miembros estudiarán y formularán un sistema para asegurar la estabilización de los precios, entre otros medios, por la regulación de la producción con la debida atención hacía los intereses de las naciones productoras y de las consumidoras y a la necesidad de asegurarse una entrada estable, a los países productores, un abastecimiento eficiente, económico y regular de esta fuente de energía a las naciones consumidoras, y una justa ganancia para su capital a quienes inviertan en la industria del petróleo.
4.- Que si como resultado de la aplicación de cualquier decisión unánime de ésta conferencia se emplearán cualesquiera represalias directas o indirectamente por alguna compañía interesada contra uno o más países Miembros, ningún otro Miembro aceptará oferta alguna de tratamiento ventajoso, bien sea en la forma de un aumento en las exportaciones o de unas mejoras de los precios, que se le pudiera ser por una o más de dichas compañías con la intención de desalentar a la aplicación de la decisión unánime tomada por la conferencia.

RESOLUCION Nº. 2.

 

1.- Con miras a hacer efectiva las previsiones de la Resolución Nº 1, la Conferencia decide formar un organismo permanente llamado Organización de los Países Exportadores de Petróleo, para consultas regulares entre sus miembros con vista a coordinar y unificar las políticas de los Miembros y determinar entre otros asuntos, la actitud que los Miembros deben adoptar cada vez que surjan circunstancias, tales como las contempladas en el parágrafo 2, de la Resolución 1.
2.- Los países representados en esta Conferencia serán Miembros fundadores de la organización de los países exportadores de petróleo.
3.- Cualquier país con una exportación neta substancial de petróleo, puede llegar a ser miembro si es aceptado unánimemente por los cinco Miembros fundadores de la organización.
4.- El principal objetivo de la organización será la unificación de las políticas petroleras por los países Miembros y la determinación de los mejores medios de salvaguardar los intereses de los países Miembros individual o colectivamente.
5.- La Organización, efectuará reuniones por lo menos dos veces al año, y si es necesario, más frecuentemente, en la Capital de uno u otro de los países Miembros o en cualquier otro lugar que sea aconsejable.
6.- a) Para organizar y coordinar el trabajo de la Organización se establecerá un Secretario de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo.
      b) Un sub-comité formado por lo menos de un Miembro de cada País, que se reunirá en Bagdad no más tarde del 1 de Diciembre de 1960, con el objeto de elaborar y someter a la próxima conferencia un anteproyecto de reglamento concerniente a la estructura y funciones de secretariado, de proponer el presupuesto del secretario para el primer año y de estudiar y proponer la sede más conveniente para el secretariado.

ESTATUTOS DE LA O.P.E.P.

 

1.- La O.P.E.P., creada de conformidad con la Resolución 1-2 de la Primera Reunión de la Conferencia de los representantes de los Miembros Fundadores, celebrada en Bagdad desempeñar sus funciones de acuerdo con los Estatutos que se señalan a continuación:
La OPEP tiene cuatro (4) organismos bases:

La Conferencia.

Junta de Gobernadores.

Secretariado.

Comisión de Economía.

La Conferencia: es la máxima autoridad de la OPEP, está constituida por Ministros, Mandatarios de cada uno de los países signatarios. Cada país está representado en la Conferencia por su Ministro de Minas e Hidrocarburos. Este organismo controla la alta política de la OPEP y se reúne 2 veces por año, a menos que surjan conferencias extraordinarias(que ahora es usual) El Presidente de la Conferencia no es estable, es de acuerdo al país donde se reúnan.

La Junta de Gobernadores: Está formada por Funcionarios que designan cada país, que se llaman Gobernadores simplemente. La junta de Gobernadores es un organismo que instrumento la política de la OPEP que prácticamente es un organismo que elabora las resoluciones y las pone en práctica. El Presidente de este organismo lo designa la Conferencia.

Secretariado: El Secretario General de la OPEP es el representante legal de la OPEP. Este dura un año en sus funciones.

Comisión de Economía: Básicamente las resoluciones más importantes de la OPEP tienen que ver con los precios del petróleo; ¿quién hace los estudios de mercado de la oferta y demanda internacional?, La Comisión de Economía. Este es un organismo que se encarga de cuidar, vigilar la situación en los mercados, los precios del petróleo y prepara los proyectos de resoluciones que en la Conferencia van a ser objeto de una decisión.

La OPEP está constituida por 12 países: Argelia, Gabón, Indonesia, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Venezuela (Ecuador se incorporó en 1973, pero abandonó la organización en 1992). La sede de la OPEP se encuentra en Viena (Austria).

A principios de 1970 la demanda internacional de petróleo empezó a ser mayor que la oferta, y entre 1973 y 1974 la OPEP elevó los precios del crudo en casi un 400% e incrementó el precio del barril hasta casi 12 dólares. En 1979 y 1980 los miembros de la OPEP votaron a favor de una segunda ronda de subidas, lo que llevó el precio del barril por encima de los 30 dólares y aumentó los problemas de inflación de los países industrializados. Gobiernos y bancos subieron los tipos de interés, con lo que se agudizaron los problemas de amortización de deudas que aún sufren la mayoría de los países en vías de desarrollo. Como consecuencia de esto, los efectos combinados de las medidas de ahorro que se aplicaron en las naciones consumidoras de petróleo y de la recesión económica hicieron disminuir la demanda. La presión a la baja de los precios se vio potenciada por el hallazgo de nuevos campos petroleros y por la incapacidad de varios miembros de la OPEP de cumplir con las cuotas de producción impuestas por la organización con el fin de defender los precios. A comienzos de 1986 el precio del barril había descendido a menos de 10 dólares. Los precios subieron más tarde, aunque rara vez han pasado de 20 dólares el barril, excepto durante el periodo (1986-1991) que culmina en la guerra del Golfo Pérsico, en el que los precios aumentaron de forma temporal hasta alcanzar los 25 dólares el barril.

En 1976, en parte para ayudar a compensar a otros países en vías de desarrollo por los efectos que las subidas del precio del petróleo habían tenido en sus economías, se creó el Fondo de la OPEP para el Desarrollo Internacional. Además de mantener la balanza de pagos (de los países en vías de desarrollo, sobre todo), este órgano proporciona préstamos y ayudas preferenciales para realizar programas de desarrollo económico y social. Su capital, que en un principio fue de 800 millones de dólares, había ascendido en los primeros años de la década de 1990 a más de 3.000 millones.

EL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ Y LA OPEP

El Presidente Hugo Chávez partió de Venezuela el día 06 de agosto de 2000 a realizar una gira por 11 naciones pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para invitarlos a participar en la II Cumbre de la OPEP, que se llevará a cabo en Caracas entre el 26 y 28 de septiembre. Regresando a Venezuela el día 15 de agosto de 2000.

Durante este viaje, se convirtió en el primer mandatario en visitar al presidente de Irak, Saddam Hussein, desde la guerra del Golfo en 1991. Estados Unidos y otras naciones industrializadas miran de cerca la creciente amistad de Chávez con líderes que ellos sancionan y aíslan, como el propio Hussein, Fidel Castro de Cuba y Muammar Gaddafi de Libia. Asimismo, vigilan sus esfuerzos por mantener el precio del petróleo alto tratando de persuadir a la OPEP de respetar las cuotas establecidas y evitar la sobreproducción.

El Presidente Hugo Chávez ha jugado un papel protagónico detrás de las actuales alzas del petróleo. Cuando se convirtió en presidente, cambió la tradición de Venezuela como permanente violador de las cuotas de la OPEP y redujo la producción de crudo para fortalecer los precios.

[VOLVER]



[Compartir en Facebook]

[Enlace Permanente]

© ® 2000-2017 EfeméridesVenezolanas.com
Enero || Febrero || Marzo || Abril || Mayo || Junio || Julio || Agosto || Septiembre || Octubre || Noviembre || Diciembre
Inicio || Documentos || Biografias || Noticias || Buscador || Contacto