Efemérides Venezolanas
Efemérides Venezolanas
Jueves, 27 de Abril de 2017
Wolfgang Wagner Webmaster
[P u b l i c i d a d]
Documentos 24 entradas
Biografías 7 entradas
Noticias  
Contacto  
Buscador  
1561 1 entradas
1914 3 entradas
1876 2 entradas
1771 1 entradas
1781 1 entradas
2012 7 entradas
[Ver todas las entradas]

Nacionalización del Hierro

   

(Miércoles, 1 de Enero de 1975)

El 1º de enero de 1975 el Presidente Carlos Andrés Pérez, en acto histórico celebrado en Ciudad Piar, proclamó solemnemente la nacionalización de la industria del hierro: «Este acto de soberanía que con emoción recibimos todos los venezolanos, debe ser también un acto de voluntad creadora, porque no basta conque los recursos que vuelven a ser objeto de decisiones nacionales sean propios, en el pleno amplio sentido de la palabra, sino que su manejo sea eficiente y útil, y socialmente provechoso».

A partir de 1724, con la presencia de los misioneros capuchinos en Guayana, se inició el interés por el hierro, en un período de trabajo que va desde las forjas catalanas surtidas por las llamadas minas frailescas, hasta la explotación de las vetas de Cupapui, en las vecindades de Upata, y la más productiva de Santa Rosa. Sin embargo, con el correr de los años, el entusiasmo por el hierro se apagó, y no reapareció sino hasta 1883, cuando se otorgó al norteamericano Cyrenius Fitzgerald la primera concesión (22 de setiembre) para la extracción de mineral de hierro en Delta Amacuro.

La empresa Orinoco Iron Company envió en 1901 hacia Baltimore (Estados Unidos) un primer embarque importante de hierro, unas 700 toneladas. Al recibir en 1933 una concesión por traspaso, la Bethlehein Steel constituyó la Iron Mines Company.

Pese a estas concesiones, y al descubrimiento de otras minas importantes, como la de Imataca y San Isidro, la explotación formal en gran escala del hierro venezolano la inició en 1950 la empresa Orinoco Mining, filial de la U.S. Steel.

Como consecuencia del auge siderúrgico, surge Ciudad Piar, fundada el 9 de febrero de 1952. En 1958 se crea el Instituto Venezolano del Hierro. Posteriormente, en 1960, el Presidente Rómulo Betancourt decreta la creación de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). El 9 de julio de 1962 se realiza la primera colada de acero en la planta de Matanzas, que después fue administrada por la nueva empresa CVG Siderúrgica del Orinoco (SIDOR).

El 1º de enero de 1976 inició sus actividades CVG Ferrominera Orinoco C.A., que es la empresa encargada de suministrar el mineral de hierro a SIDOR.

Ferrominera atiende la explotación a cielo abierto de la mina de El Pao, a 45 km de Ciudad Guayana. A través de 57 km de rieles, un tren de 46 vagones transporta el hierro al puerto de Palúa.

El Cerro Bolívar, a 120 km de Ciudad Bolívar, es el de más antigua explotación. Se conoció primero con el nombre de Cerro La Parida, donde la Oliver Iron Mining Company descubrió el 4 de abril de 1947 el enorme potencial de sus yacimientos.

El cinturón ferrífero de Imataca tiene reservas probadas por unos 2.000 millones de toneladas de mineral de hierro. Una muestra de esta mina, descubierta en 1885, obtuvo mención honorífica en la Exposición Universal de París, en 1889.

Las minas de San Isidro son fabulosas. Forman un cuadrilátero ferrífero con los depósitos de Los Barrancos I, Los Barrancos II, Las Pailas y San Joaquín, con reservas probadas de 700 millones de toneladas.

CRONOLOGIA

 

El primero de enero de 1975 el Estado Venezolano, en uso de su soberanía, nacionalizó la industria extractiva del mineral de hierro.

La trascendental decisión, tomada por razones del más y dentro alto interés nacional conforme a la Constitución del 61 y dentro del mayor respeto a las normas jurídicas y a los principios del derecho y las relaciones internacionales, quedará registrada en la historia como el paso fundamental dado por Venezuela para rescatar el derecho pleno de manejar directamente sus recursos naturales, por cuanto un año más tarde, en enero de 1976, se nacionalizó la industria petrolera.

Al hacer un breve recuento de los antecedentes de la nacionalización, resulta oportuno empezar por destacar que el Artículo 97 de la Constitución de 1961 dispone que "el Estado podrá reservarse determinadas industrias, explotaciones o servicios de interés público por razones de conveniencia nacional"...

1974

29 de abril
El Presidente de la República (Carlos Andrés Pérez) solicita poderes extraordinarios al Congreso Nacional para tomar una serie de medidas económicas y financieras. Entre éstas anuncia su propósito de nacionalizar la industria del hierro.

30 de mayo
El Congreso aprueba la ley Orgánica que autoriza al Presidente para dictar medidas extraordinarias en materia económica y financiera. En el ordinal 7 de su Artículo 1, la ley lo autoriza para: "Dictar las medidas necesarias que aseguren para el Estado Venezolano la reserva de la industria de la explotación del mineral de hierro y establezcan los mecanismos para la recuperación de las concesiones otorgadas".

11 de junio
El Presidente dicta el Decreto Nº 173 por el cual somete a la industria del hierro a un régimen especial y estricto de política administrativa y se establece que todos los bienes utilizados en la industria se reputan afectos a las concesiones.

26 de noviembre
El Presidente dicta el Decreto Nº 580 por medio del cual "Se reserva al Estado, por razones de conveniencia nacional, la industria de la explotación del mineral de hierro. En consecuencia, a partir del 31 de diciembre de 1974, quedan extinguidas las concesiones, que para explotar este mineral, fueron otorgadas por el Ejecutivo Nacional".

El mismo Decreto establece que "el Estado ejercerá, por intermedio de la Corporación Venezolana de Guayana, la industria de la explotación del mineral de hierro en el territorio nacional" y autoriza a la C.V.G., para gestionar con los concesionarios los convenios que fueren necesarios.

7 de diciembre
El Presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, desde el Salón Elíptico del Palacio Legislativo, anuncia oficialmente la nacionalización de la industria del hierro y da a conocer el alcance del Decreto 580.

27 de diciembre
El Congreso Nacional aprueba las Actas-Convenios celebradas entre la C.V.G. y las empresas concesionarios Iron Mines Company of Venezuela, Orinoco Mining Company y sus casas matrices.

Dichos documentos contienen las formalidades mediante las cuales se transfieren al Estado los bienes afectos a las concesiones, la estipulación de las compensaciones correspondientes, que en ningún caso serían mayores que la parte no depreciada del costo de las instalaciones, bienes y equipos, así como los demás acuerdos que se juzguen convenientes para la República.

31 de diciembre
Quedan extinguidas las concesiones de acuerdo con lo establecido en el Decreto 580.

1975

1 de enero
El Estado, a través de la C.V.G., asume el control directo y ejerce el derecho de propiedad plena de la industria del hierro, así como la libertad completa de decisión y gestión para dirigir dicha industria. Para marcar esta fecha, el Presidente de la República iza el Pabellón Nacional en la cumbre del Cerro Bolívar, después de presidir una Sesión Extraordinaria del Gabinete en un aula de la Escuela General Piar, en Ciudad Piar.

Se inicia, a partir de este momento, el año de transición durante el cual, en forma ordenada, se habría de llevar adelante la verificación y recepción de los bienes y se aseguraría la continuidad de las operaciones.

3 de enero
Zarpa de Puerto Ordaz el "TYNE ORE" con 17.417 T.M., de mineral de hierro con destino a Birkinhead, Inglaterra. Es el primer buque en zarpar después de la nacionalización.

10 de enero
El Directorio de la C.V.G. faculta al Presidente de la Corporación para realizar la gestión diaria de las operaciones mineras a través de un comité presidido por él, durante el período de transición.

10 de diciembre
La C.V.G., dando cumplimiento a lo establecido en el Decreto-Ley 580, inscribió el Acta Constitutiva de la Empresa C.V.G. FERROMINERA ORINOCO C.A., en el Registro de Comercio.

12 de diciembre
Electos por la asamblea constitutiva, los integrantes de la primera Junta Directiva de C.V.G. FERROMINERA ORINOCO C. A., toman posesión de sus cargos en presencia del Presidente de la República, en acto especial celebrado en Ciudad Guayana.

31 de diciembre
Concluye el año de transición.

1976

1 de enero,
C.V.G. FERROMINERA ORINOCO C. A., inicia oficialmente sus actividades y asume la responsabilidad de la industria del mineral de hierro en todo el territorio nacional.

METAS

 

El Dr. Argenis Gamboa, quien como Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana representó junto con el Dr. Manuel Pérez Guerrero, Ministro de Estado para Asuntos Económicos Internacionales, los intereses de la Nación en la instrumentación del acto de la nacionalización de la industria del hierro, cita entre las metas principales que se propuso lograr y logró el Ejecutivo Nacional, las siguientes:

1. Adquirir control pleno sobre la industria extractiva del hierro en 1975. El Estado asume la propiedad de todas las instalaciones, bienes, equipos, muebles e inmuebles, tangibles e intangibles necesarios para la eficaz operación de la industria. Además recupera las concesiones que habían sido otorgadas a la Iron Mines Company of Venezuela y a la Orinoco Mining Company, subsidiarias de la Bethlehem Steel Corporation y de la United States Steel Corporation, respectivamente, concesiones que habrían normalmente durado hasta 1998 y 2028.

2. Aumentar el valor agregado nacional y asegurar la disponibilidad de mineral para el desarrollo siderúrgico nacional. Cuanto más alto es el lugar que ocupa una actividad productiva en la escala de transformaciones sucesivas hasta el producto de consumo final, mayor es el valor agregado que se genera. Desde 1950 hasta 1974 inclusive, o sea en un período de 25 años, la producción de mineral de hierro fue de 353.385.703 toneladas métricas y las exportaciones ascendieron a 340.737.088 toneladas métricas. Esto significa que en los 25 años que precedieron a la nacionalización, el 96,4 por ciento de la producción de mineral de hierro fue exportado en su estado natural. En ese mismo período de 25 años, tan sólo 10.104.634 toneladas métricas, o sea menos del 3 por ciento de lo producido en dicho período, fue destinado al consumo interno.

Una de las metas de la nacionalización ha sido ir más allá de la simple extracción del mineral de hierro y aumentar su valor agregado. Para ello, ya la pre-reducción con gas natural para incrementar el tenor de hierro es una realidad en Guayana, donde han sido instaladas plantas que utilizan los procesos H.I.B., H. y L., FIOR y MIDREX. Asimismo, como es lógico, se ha previsto que el mineral de hierro después de la nacionalización, esté prioritariamente a la disposición de los usuarios nacionales que progresivamente vayan requiriendo un mayor volumen para su transformación local. Como un ejemplo, el Plan IV de SIDOR, que está en pleno desarrollo, contempla ampliar la capacidad de producción de acero para 1979 de 1,2 a 4,8 millones de toneladas métricas por año. También se adelantan estudios para una planta siderúrgica de 5 millones de toneladas métricas de acero en el Zulia.

Sin embargo, teniendo en cuenta que el proceso de transformación total del volumen de mineral que venía produciéndose aproximadamente -24 millones de toneladas métricas anuales- debe ser gradual y progresivo, se consideró oportuno y conveniente contratar, para la exportación, cantidades que no afecten las necesidades locales y se han previsto los mecanismos para reducir los volúmenes de exportación en la medida que se juzgue necesario de acuerdo con los planes e intereses nacionales.

3. No disminuir el nivel de empleo en la industria del hierro e incorporar venezolanos capacitados a las más altas posiciones directivas. Con relación al punto anterior, también conviene señalar que, al mantener el nivel de producción, se ha podido ofrecer seguridad de empleo a la fuerza laboral que venía prestando sus servicios eficientemente en la industria del hierro. Una disminución drástica en las exportaciones y en la producción hubiese tenido efectos contraproducentes en el sector laboral.

4. Realizar la nacionalización en forma tal que, sin afectar los intereses nacionales, las actividades productivas y los clientes tradicionales no sufrieran perturbaciones. Contrario a la creencia general, la industria de la minería del hierro no es tarea sencilla. Exige la realización de operaciones debidamente planificadas con suficiente anticipación para asegurar la homogeneidad del mineral y el mantenimiento de sus especificaciones químicas y granulométricas.

En el proceso de nacionalización se puso especial énfasis en el control y supervisión de la industria para mantener los niveles de eficiencia y productividad.

5. Asegurar un nivel de precios satisfactorios. A Venezuela le interesa obtener por su mineral de hierro precios que no sean inferiores a los obtenibles por calidades comparables de otras procedencias y, además, que el sistema que se establezca para determinar los precios responda a las modificaciones que ocurran en los mercados del exterior cuando mejoren los niveles aplicables.

Con la nacionalización no sólo se confirma, sino que se mejora, el sistema que se venía aplicando sobre la materia

6. Favorecer la utilización de buques nacionales y asegurar la capacidad de transporte necesaria. Ha quedado establecido que la Compañía Anónima Venezolana de Navegación será la transportista del mineral de hierro que Venezuela exporta, pudiendo la C.A.V.N. subcontratar buques mientras no disponga de la capacidad suficiente para atender todas las necesidades previstas.

7. Disponer nacionalmente de los productos de mineral de hierro pre-reducido. Como corolario de la nacionalización, la Corporación Venezolana de Guayana adquirió por su valor nominal el 51% de las acciones de la Compañía Minerales Ordaz C. A. (MINORCA).

De esta manera, la C.V.G. obtuvo el control mayoritario en la Planta de Briquetas que era propiedad de la Orinoco Mining Company. Como es sabido dicha planta produce briquetas con un tenor de 86,5% de hierro. Las briquetas se destinan para la producción de arrabio en el alto horno u hornos eléctricos de cuba baja como los de SIDOR, lo cual permite reducir el consumo de coque, y en algunos casos, como sustituto de chatarra en el horno eléctrico para la producción de acero. Representa una ventaja para SIDOR contar con las briquetas mientras se confronta un déficit de insumos metálicos.

[VOLVER]



[Compartir en Facebook]

[Enlace Permanente]

© ® 2000-2017 EfeméridesVenezolanas.com
Enero || Febrero || Marzo || Abril || Mayo || Junio || Julio || Agosto || Septiembre || Octubre || Noviembre || Diciembre
Inicio || Documentos || Biografias || Noticias || Buscador || Contacto