Efemérides Venezolanas
Efemérides Venezolanas
Viernes, 15 de Diciembre de 2017
Página de Espiritualidad
[P u b l i c i d a d]
Documentos 24 entradas
Biografías 7 entradas
Noticias  
Contacto  
Buscador  
1822 7 entradas
1903 2 entradas
1814 12 entradas
1854 3 entradas
1760 1 entradas
1905 4 entradas
[Ver todas las entradas]

Gandhi Mohandas Karamchand: Los Motines de la Sal

   

Gandhi pasó en la cárcel dos años, durante los cuales fue un prisionero modelo. Para el satyâgrahi -había escrito en un artículo publicado en "Joven India" el 3 de noviembre de 1921, en previsión del arresto- la cárcel "es el único lugar seguro y honorable ... Cuando se nos encarcela en el cumplimiento de nuestro deber, debemos sentirnos felices ... y lo deseamos porque consideramos injusto ser libres bajo un gobierno que juzgamos cautivo". Gandhi se siente "feliz como un pajarito". En una carta a un amigo, Hakim Ajmla Khan, del 14 de abril de 1922, escribe:

"Mi celda es digna, limpia y ventilada. El permiso para dormir al aire libre es para mí una bendición. Me levanto a las cuatro para orar... a las seis y treinta comienzo a estudiar... No se me permite tener una luz, pero empiezo a trabajar apenas sale el sol y termino al caer el crepúsculo. A las ocho me acuesto, después de recitar la habitual plegaria del ashram. Estudio el Corán, el Râmâyana y algunos libros sobre el cristianismo que me dio Standing; hago ejercicios de urdu * ... En total dedico al estudio seis horas. Cuatro horas las dedico a hilar o tejer ... Hilar es para mí una necesidad interior cada vez más imperiosa. De este modo me acerco cada día al más pobre entre los pobres, y a través de él, a Dios. Por ello, amigos míos, no os apenéis por mí. Soy feliz como un pajarito y siento que no pierdo el tiempo. Mi permanencia aquí es una óptima escuela y nos dirá si nuestro movimiento es vital o sólo la obra de un individuo, es decir, algo transitorio ..." Gandhi iba a tener la respuesta a esta pregunta antes de lo previsto. Después de dos años de cárcel se enfermó de apendicitis. Fue trasladado a un hospital militar y operado con éxito. Apenas comenzó su convalecencia se lo liberó sin condiciones. La situación política parecía haber cambiado radicalmente. Había sido revocado el Rowlatt Bill, y en cuanto al califato, los mismos turcos habían resuelto la cuestión deponiendo al Califa. El movimiento de no-colaboración había perdido todo vigor. Un ala del Congreso (pro-changers o svarajisti) encabezada por C. R. Das y Motilal Nehru (el padre de Jawaharlal) se habían declarado contrarios al boicot de los Consejos Legislativos y participado en las elecciones de 1932. A ella se oponían los no-changers, fieles al programa gandhista de no-colaboración. Nuevamente amenazaba al Congreso un cisma. También la unión de hindúes y musulmanes, que Gandhi había logrado realizar f.atigosamente aprovechando la agitación por el califato, quedó destruida de manera lamentable en una serie de episodios de violencia y de sangre.

Gandhi, aunque desilusionado y deseoso de retirarse de la escena política, hizo un último esfuerzo para restablecer la unidad dentro del Congreso y entre éste y los musulmanes; tuvo éxito parcial en el primer intento, pero fracasó en el segundo. Cuando le ofrecieron la presidencia de la sesión del Congreso realizada a fines de 1924 en Belgaum, en un comienzo rechazó. "La intelectualidad del país parece reprobar mí doctrina y mi acción", comenta amargamente. Pero sus amigos insisten, convencidos de que sólo la autoridad de Gandhi podrá evitar el cisma, y finalmente acepta, pero únicamente para explicar los motivos de su retiro.

"Permitidme que renueve aquí mi profesión de fe, declara en la alocución presidencial. Como congresista deseoso de mantener la unidad del Congreso propongo abandonar la no-colaboración ... pero como individuo no puedo ni quiero hacerlo mientras el gobierno sea lo que es. Para mí no es solamente una cuestión política, sino también un acto de fe... El satyâgraha es para mí la búsqueda de la verdad, y Dios es la verdad. La ahimsâ o no-violencia es la luz que me revela la verdad. El svarâj es solamente una parte de esta verdad ..."

Después del Congreso de Belgaum, Gandhi se apartó cada vez más de la vida política, con algunas raras apariciones, y dedicó intervalos cada vez mayores a la tarea de reconstrucción social: difusión del khaddar **, pacificación entre hindúes y musulmanes, reivindicación de los "intocables", propaganda contra las bebidas alcohólicas y las drogas tóxicas, elevación de la mujer, etcétera. En dos ocasiones asumió un papel de primera importancia: en la discusión y preparación de la nueva constitución india, que entró en vigencia el 19 de abril de 1937; y al estallar la guerra.

El Partido del Congreso, o con más precisión, el ala del Congreso partidaria de no boicotear las reformas de Chalmsford-Montagu y participar en las elecciones para los Consejos Legislativos renovados, había conquistado la mayoría en todas las provincias derrotando a los liberales en las elecciones de 1923 y en las de 1926 (aunque con algunas pérdidas en estas últimas, debido a la defección de elementos musulmanes y de otros de tendencia liberal-conservadora que habían formado agrupaciones autónomas, el Central Muslim Party y los Independientes). En el interior de los Consejos Legislativos el Congress Party (Partido del Congreso) continuaba la batalla, denunciando la insuficiencia de las reformas y boicoteando el funcionamiento de los Consejos, hasta el punto de que en Bengala y en las Provincias Unidas el Gobernador debió recurrir a poderes de emergencia, con lo que agudizó la oposición. En 1927 el Gobierno Británico nombró una comisión parlamentaria presidida por Lord Simon para realizar una investigación sobre el funcionamiento del sistema diárquico y verificar los fundamentos de las protestas de los nacionalistas.

La no inclusión de indios en la Comisión restó a la medida todo efecto distensivo: por el contrario, provocó nuevo descontento. El Congreso de Madrás de 1927 proclamó que el objetivo del movimiento nacionalista sería en lo sucesivo el pûrna svrâj, es decir, la total independencia. Al año siguiente, en el Congreso de Calcuta, Gandhi, que al agravarse la crisis había cedido a las presiones de los amigos y retomado el contacto con el movimiento político, ejerció una influencia moderadora. Se declaró contrario a la supresión de todo vínculo con Gran Bretaña y logró hacer aceptar un proyecto de constitución, elaborado por el Congreso y por elementos liberales, que habría convertido a la India en un Dominio. En esa ocasión, se encontró con un grupo de jóvenes encabezados por Jawaharlal Nehru, hijo de Motilal, que lograron que el proyecto de Gandhi fuera aceptado con la condición de ser ratificado por el Parlamento Británico antes del 31 de diciembre de 1929.

El Gobierno Británico respondió a esta especie de ultimátum atrincherándose en la necesidad de oír el informe de la Comisión Simon. El Congreso, reunido a fines de 1929 en Lahore, eligió para su presidencia al joven Nehru; interrumpió toda la negociación y reivindicó la plena y absoluta independencia de la India. También esta vez Gandhi estuvo de acuerdo. El Congreso le confirió nuevamente poderes dictatoriales y el 4 de marzo anunció a Lord Irwin que se reiniciaría la campaña de desobediencia si el Gobierno no daba de inmediato alguna prueba de su buena voluntad. El Gobierno no respondió. Gandhi decidió entonces escoger, para comenzar la campaña de desobediencia, la ley sobre el monopolio de la sal, la cual era particularmente odiosa porque incidía principalmente sobre los pobres.

En la mañana del 12 de marzo de 1930, Gandhi, seguido de 79 estudiantes, primer núcleo de satyâgrahi voluntarios, abandonó el ashram de Sabarmati y se dirigió a pie hacia la costa para fabricar unos gramos de sal, en signo de desprecio hacia el monopolio. En cada etapa, en cada aldea, decenas y centenas de indios de toda condición, en su mayoría campesinos, se unieron al cortejo. Este llegó al mar de Dandi, al norte de Bombay, el 5 de abril. En la mañana del 6 de abril Gandhi recogió algunos gramos de sal de la playa en medio de una multitud frenética que gritaba "Gandhi-kiii-jai".

Este fue el comienzo de la campaña de desobediencia civil, que se desarrolló con una participación de las masas bastante mayor y decidida que en 1922. Los campesinos dejaron de pagar el impuesto territorial; el boicot de los tejidos extranjeros se hizo general; los funcionarios gubernamentales quedaron aislados. Los comerciantes se negaban a vender los artículos más necesarios. Los tribunales estaban desiertos.

* Idioma hablado por los musulmanes en la India. Es una adaptación del árabe.

** Tela hilada en forma artesanal; Gandhi la tejía personalmente para su uso e hizo de esta labor un símbolo de la resistencia contra las mercancías extranjeras que arruinaban la producción de su país.

[La Primera Campaña] [Listado] [La Conferencia]


[Compartir en Facebook]

[Enlace Permanente]

© ® 2000-2017 EfeméridesVenezolanas.com
Enero || Febrero || Marzo || Abril || Mayo || Junio || Julio || Agosto || Septiembre || Octubre || Noviembre || Diciembre
Inicio || Documentos || Biografias || Noticias || Buscador || Contacto